El Primer Minuto subraya la importancia de estas técnicas en los accidentes de tráfico

El tiempo de respuesta y la gestión del siniestro por parte de los primeros intervinientes en el escenario del impacto, así como la respuesta de los servicios sanitarios ante los casos más críticos, son vitales para la supervivencia de los heridos.

A la hora de intervenir en un accidente hay que tener en cuenta que la cadena de ayuda comienza, conforme a la Organización Mundial de la Salud (OMS), con aquellos que están presentes en el siniestro o que llegan primero al lugar del accidente para realizar la conducta PAS (Proteger, Alertar y Socorrer).

Según un estudio realizado por expertos médicos en países europeos con ingresos elevados y referenciado por la Federación Internacional de Cruz Roja y Media Luna Roja, mostró que cerca del 50% de las muertes en accidentes de tráfico ocurrieron en cuestión de minutos, bien en el lugar del accidente o de camino al hospital. Esta cifra se podría reducir drásticamente si todos supiésemos cómo prestar primeros auxilios de forma correcta durante estos minutos cruciales.

En España no es obligatorio un curso de formación en primeros auxilios para quienes quieren obtener el permiso de conducir, pero contar con formación específica en la materia ayudaría a reducir los casos de fallecimiento o de lesiones graves. Apenas un 6% de la población española ha recibido algún tipo de entrenamiento en esta materia, mientras que en Noruega, el porcentaje es del 95%, en Alemania y Austria es del 80% y en Islandia es del 75%.

Cada año se podrían evitar millones de muertes y lesiones causadas por los accidentes de tránsito si la formación en primeros auxilios se generalizara para que todos fuéramos capaces de actuar con confianza en una emergencia por lo que sería recomendable que todos los conductores contaran con formación en primeros auxilios.

Con información de El Mundo